Sobre Nosotros

Somos dos mujeres, madres y amigas, desempeñadas en áreas profesionales muy distintas, pero que en VIOLETA encontramos un complemento profesional perfecto. 

Daniela, ingeniero comercial, madre de cuatro hijos. Los dos menores presentarón desde chicos varios problemas en su salud. Luego de buscar explicación para estos, descubrió que había una reacción adversa a la leche de vaca. Esceptica, probó, y rápidamente pudo ver cambios importantes en la salud de sus hijos, con lo que se le abrió todo un mundo hasta ahora desconocido para ella: cómo la alimentación de los niños influye su salud y su vulnerabilidad a enfermarse. 

Ana, nutricionista, madre de un niño, trabaja con medicina y nutrición integrativa hace 7 años, tiempo en el que ha estudiado y sido testigo, de como la leche de vaca- y su proteína caseína- muchas veces afecta negativamente en la salud de las personas, de toda edad.

Actualmente trabaja en centros de medicina integrativa, asesorando personas que, entre otras cosas- por indicación médica- deben excluir la leche de vaca y derivados de su dieta. Los asesora, guía y acompaña en su proceso. Buscando siempre alternativas de calidad para la tradicional leche de vaca, surge la idea-necesidad de explorar este ámbito y poder desarrollar productos nacionales de calidad.

Es una activa promotora de una alimentación natural como fuente de salud real.


De estas experiencias paralelas surge la necesidad de desarrollar un producto chileno, de excelente calidad, tanto como para dárselas a nuestros propios hijos. Así fue que el año 2013 nos juntamos para dar vida a nuestra propia leche vegetal, VIOLETA.